Buscar este blog

viernes, 19 de octubre de 2018

ESTRAGOS DE LA GUERRA COMERCIAL

























Claudia Luna Palencia periodista y corresponsal hispanomexicana foto del 18 de octubre de 2018




POR LA ESPIRAL
                            Claudia Luna Palencia
@claudialunapale



-Estragos de la guerra comercial




            Hay diversos sectores a nivel mundial que están acusando ya los efectos de la guerra comercial de Trump, y eso que todavía es un plazo corto, por lo que el escenario se complica en tanto sigan vigentes las medidas anómalas.

            En México, por ejemplo, el acero y el aluminio que con el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) gozaban de cero impuestos, pasaron a gravarse con aranceles.

            Para Guillermo Vogel, líder de Canacero, hay una “grave situación que afecta a nuestro sector industrial creada por la aplicación de aranceles del 25% bajo la medida 232 impuesta por los EU”.

México, reiteró Vogel, no representa riesgo alguno de seguridad nacional para Estados Unidos, “dicha medida artificial es francamente incongruente con los principios de libre comercio y es un precedente lesivo que vulnera el libre mercado de la región”.

Como resultado del proteccionismo norteamericano, las exportaciones de acero de México hacia Estados Unidos, han caído en un promedio del 30%, mientras que las de Estados Unidos  a México se han mantenido y en algunos productos han crecido, incrementando el déficit de dos billones de dólares que México tiene con el país vecino.

En España, las padecimientos acontecen en el sector olivarero, desde hace meses atrás sus productores traen una pugna con las autoridades comerciales estadounidenses debido a que les elevaron los aranceles para la aceituna de mesa que pasaron del 21.6% al 34.79 por ciento.

Prácticamente, me explicó Rafael Sánchez de Puerta, subdirector de Dcoop, con ello quedan “fuera del mercado americano” y les deja la opción de pelear a través de la Unión Europea (UE) para conseguir una defensa ante la OMC y en segunda instancia, buscar otros mercados.

Además les ha creado distorsiones internas porque los productores traen un excedente de producción que seguramente afectará a la recogida de la oliva en la campaña de 2018/2019.

Dcoop es el mayor grupo productor mundial de aceite de oliva virgen extra y de aceitunas de mesa, varias de sus cooperativas empiezan a resentirlo en sus balances contables, y es que “50 millones de kilos de aceituna negra se han quedado sin salir este año”.

“Las políticas arancelarias de Trump contradicen todo lo que se había conseguido hasta ahora no sólo en Estados Unidos sino a nivel mundial; todos hemos padecido problemas con otros  países por diferencias con los costos de mano de obra, sin embargo, no contribuye a la globalización imponer aranceles y sanciones”, me dijo el empresario.

Entrevistado en su oficina de Córdoba, Sánchez de Puerta, manifestó su temor porque pueda desencadenarse a nivel mundial una espiral de acción y reacción: “Lo que hay que hacer es ser más competitivos, más eficientes y productivos”.

De la guerra comercial, refirió que en la UE  la sensación es de  “amenaza  constante” y en especial hay cierto “pánico” cuando Trump merodea la idea de subir los gravámenes a las importaciones de automóviles.
A COLACIÓN
Ni Estados Unidos se libra del efecto boomerang en una economía altamente interrelacionada, vertebrada con cadenas de valor en diferentes países, con procesos deslocalizados geográficamente:  los productores de soja estadunidenses no ven aquello de “ganar, ganar y ganar”,  las exportaciones de soja a China han bajado un 1.2% en septiembre.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) advirtió de un efecto en los inventarios de los productores locales “que serán un 51% mayores de lo estimado un mes antes”.

En un editorial, Bloomberg, reveló que la factura del proteccionismo estadounidense “ya afecta el valor de la producción agrícola de este país, tan sólo los productores de soja perderán al menos 3 mil 200 millones de dólares durante la próxima temporada agrícola”. 

Existen  muchos más casos de  cómo el proteccionismo no será nunca la mejor decisión,  la Casa Blanca pretende ignorarlo obviando igualmente las lecciones del pasado, lo hace con cierto aire de superioridad arrojando a la aldea global sus primeros cubitos de hielo.
Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

           





lunes, 15 de octubre de 2018

TODOS LOS PERIODISTAS

























POR LA ESPIRAL
                               Claudia Luna Palencia
@claudialunapale



-Todos los periodistas



            La Unión Europea  (UE) ha manifestado una sentida preocupación ahora que empiezan a asesinar a diversos colegas en suelo europeo, en el continente de la Ilustración y de hombres probos de sueños idealistas: los enciclopedistas que dieron paso a “la libertad, la igualdad, y la fraternidad”.

            La UE se sacude preocupada porque las violentas muertes de periodistas suceden en sus huestes, y no debería, y entonces le parece que es momento de manifestarse vía el Parlamento Europeo, para buscar a través de la legislación –de la mano de las leyes- un paraguas de protección tanto para la libertad de expresión como para aquellos profesionales que la defienden con honor.

            Con honor y con verdad, porque hay un abismo de diferencia entre el comunicador servil que usa el gatillo informativo para defender tanto su posición ideológica como la marca de su casa editorial sea radio, televisión o prensa escrita.   

            La jauría sólo sirve para descalificar, insultar, crear confusión, hacer alharaca sin contribuir un ápice al periodismo; la jauría que se sirve del carné de periodista sin merecerlo; simplemente se convierte en asesino a sueldo de su empresa “porque o haces lo que te digo o te recorto el sueldo o te despido o sin mí, el corporativo, tú no eres nadie”.

            Después del lado oscuro está el lado que cree en la verdad por encima de todas las cosas, que se traga su posición ideológica y desmarca sus notas, despolitiza sus comentarios y no editorializa nada más deja que la noticia por sí sola flote… se eleve y tome su forma. Ningún lector, oyente o televidente sería si quiera capaz de adivinar la posición ontológica, metafísica, política o ideológica del periodista que hay detrás de esa información.

            Lograrlo es dificilísimo pocos son los agraciados que pueden hacer de su propio nombre, su mayor activo de credibilidad, y en tiempos confusos y amenazantes, lo es aún más.

            Que la UE se pronuncie esta semana a favor de buscar una forma de blindar el periodismo y la libertad de expresión contra los nubarrones me parece que llega tarde.

            Muy tarde porque así como el cielo es de todos, esto es, no está parcelado por países sino que compartimos sus efectos positivos o negativos en todas partes; así acontece con el periodismo: allá dónde es perseguido, cercenado, asesinado o coartado un periodista, en detrimento se perjudica a toda la Humanidad. Nos lacera a todos.

A COLACIÓN
            El periodismo es necesario para evitar atrocidades, para lubricar la democracia, para evitar que únicamente se cuente la versión oficial de las cosas; para darle a la gente  opciones informativas.

            Por eso no debe haber ley mordaza, mucho menos en tiempos en que las #FakeNews han surgido precisamente para crear confusión entre la gente; para diluir la verdad y porque debemos evitar que una mentira contada miles de veces termine siendo una verdad.

            En Europa llevan cuatro asesinatos de periodistas en menos de un año: en Turquía, Jamal Khashoggi, entró en el consulado saudita en Estambul  (el pasado 2 de octubre)  para recoger unos papeles que necesitaba para casarse en Turquía… y no volvió  a salir.

         Antes, la  comunicadora Victoria Marinova, su cadáver fue hallado violado y con un gran golpe en la cabeza, cerca del Danubio en la ciudad búlgara de Ruse.

      La joven Marinova conducía un programa de periodismo de investigación para el canal TVN, y el pasado 30 de septiembre denunció en él un caso de corrupción por parte de una empresa privada del sector de la construcción sospechosa por estafar con fondos europeos.

      Pero hay más muertos: en febrero de este año, asesinaron a Jan Kuciak, el periodista eslovaco, investigaba los nexos de la mafia calabresa con la política de Eslovaquia. Lo batieron a tiros. 

          Y hace un año, Daphne Caruana, periodista de Malta, murió por una bomba en su auto, ella indagaba en los papeles de Panamá y en sus nexos con los empresarios de Malta.

            Un  periodista asesinado –no importa el sitio- atenta contra la democracia y la salud cívica e informativa del mundo… porque la libertad de expresión como el cielo, no está parcelado.
Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

           





ESTRAGOS DE LA GUERRA COMERCIAL

Claudia Luna Palencia periodista y corresponsal hispanomexicana foto del 18 de octubre de 2018 POR LA ESP...