Buscar este blog

domingo, 18 de noviembre de 2018

REINO UNIDO SIN PIES NI CABEZA


POR LA ESPIRAL
                            Claudia Luna Palencia
@claudialunapale




-Reino Unido: sin pies ni cabeza



            En Westminster crecen las llamas, el fuego del Brexit sigue  amenazando, inclusive, con dejar a Reino Unido sin Gobierno… la premier británica Theresa May puede caer en cualquier momento.

            Como lo veníamos aventurando: el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016 en el que triunfó el “exit” no ha hecho  más que abrir la caja de Pandora porque el agrio divorcio de la Unión Europea (UE) tras permanecer más de 40 años en el mercado común no será, desde luego, una fractura sencilla y sin daños colaterales.

            Aquí habrán muchos perdedores, tanto adentro del bloque comunitario que quedará reducido a 27 países, con una representación en el Parlamento Europeo que a partir de las elecciones de mayo de 2019 no contará más con el bloque británico y ni, por supuesto, con la aportación pecuniaria para todos los programas comunes.

            Y adentro de Reino Unido, la debacle política y la incertidumbre económica, la agonía también le ha pasado sus costos a los empresarios y a  la fe de los inversionistas que, a estas fechas, no saben bien qué hacer al respecto de si o no canalizar sus  planes de inversión hacia territorio inglés.

            No se ve el túnel de salida y en menos de dos meses terminará 2018 con una vorágine de incertidumbre, porque el escenario es inédito y está lleno de escollos.

El martes pasado, tras ríspidos 11 meses de pláticas entre la Comisión Europea y Downing Street, para sacar adelante  la hoja de ruta del Brexit lograron coincidir en  un documento de 585 paginas y 185 artículos que no deja nada en el tintero.

A May le toca la titánica tarea de pasarlo (el documento) primero por el visto bueno de su Gabinete y luego, por el cedazo del Parlamento, lo que significa pura gasolina.

Ayer, la  premier defendió el documento y su contenido ante los parlamentarios a los que dijo que “se puede salir sin un acuerdo” o atenerse a “que no haya Brexit” o en el mejor de los casos aprobar lo negociado con Bruselas.

En una jornada inusual cinco miembros de su Gabinete le presentaron la renuncia objetando, todos mediante una misiva, que de aceptarse esta especie de Brexit suave, el Reino Unido nunca recobraría su soberanía y quedaría siempre supeditado a la voluntad de terceros países.

Como muestra de su oposición se marcharon: Dominic Raab, ministro para el Brexit; Shailesh Vara, primer ministro para Irlanda del Norte; Ester Mcves, ministra de Trabajo; Anne Marie Trevelyan, ministra de Educación y también lo hizo Suella Braverman, asistente de Raab.

Así llegó May a Westminster para defender su postura en medio de una sesión candente, en la que no logró convencer ni a miembros de su propio partido ni mucho menos  a los del Partido Laborista. Hubo fuertes momentos de tensión cuando ella aseguró  que “se estaban defendiendo los trabajos de los británicos”  entonces medio hemiciclo arrancó a carcajadas y burlas irónicas.

La dirigente está  más debilitada y cansada que nunca, sigue insistiendo en que bajo ningún concepto aceptará un segundo referendo y su planteamiento sobre de la mesa ha sido más que claro: o un Brexit duro con todas sus inciertas consecuencias o la hoja de ruta de un Brexit suave como el recién pactado.

El ala más dura en el Congreso, los llamados Brexiteers llevan tiempo movilizándose políticamente hablando y muchos son compañeros tories de la ministra; un buen número de ellos apoyan al ex ministro de Exteriores, Boris Johnson, para sustituir a May porque lo ven como el hombre duro para una salida dura.

El congresista conservador Jacob Rees Mogg presentó ayer una carta de moción de censura contra la primera ministra, si en los próximos días se  reúnen 48 cartas de moción de censura del mismo partido que May, lo que sigue para Reino Unidos son elecciones generales anticipadas. Y de ser así el calendario no podría ser más fatídico, la fecha exacta de la salida de Reino Unido de la Unión Europea será el 29 de marzo de 2019.

El peor escenario sería tener elecciones generales después  de esta fecha maldita, ¿cómo gestionar una salida sin saber quién conduce los destinos de la nación inglesa? ¿Y si es el rocoso Johnson?
A COLACIÓN
            ¿Cuáles son los puntos sensibles del acuerdo negociado el martes 13 entre Downing Street y Bruselas? Primero se pretende limitar los efectos negativos tanto a las empresas como a las personas: 1) Se evita una frontera dura con Irlanda del Norte; 2) Reino Unido acepta pagar a la UE 44 mil millones de euros por dejar a la UE. 3) Serán respetados los derechos de los ciudadanos y de los más de 3 millones de residentes comunitarios europeos en territorio británico. 4) Reino Unido podrá negociar acuerdos comerciales con otros países. 5) Prevalece la libre circulación de personas y mercancías. 6) Se acepta la salida de la política agrícola y pesquera europea. 7) Todo Reino Unido se queda  temporalmente adentro de la unión aduanera “y sin poder decidir unilateralmente” su fecha de partida.
Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

           





miércoles, 31 de octubre de 2018

OBJETIVO #HAMBRECERO


























Claudia Luna Palencia periodista y corresponsal hispanomexicana foto del 18 de octubre de 2018



POR LA ESPIRAL
                                Claudia Luna Palencia
@claudialunapale



-Objetivo #HambreCero




            Estamos hablando del mundo del siglo XXI: el de los grandes avances nanodigitales, el de la Sociedad de la Información, el de la Inteligencia Artificial, la biotecnología, el desarrollo de la genética y de otros grandes logros científicos… empero, ni todo eso en su conjunto pueden paliar el hambre.

            De acuerdo con datos de la FAO, en 2017, un total de 821 millones de seres humanos estuvieron subalimentados, sobrevivieron con las calorías mínimas muy  por debajo de las necesidades del promedio de las personas.

     Y, lamentablemente, si no se frena su ritmo de crecimiento anual en 2050 habrá más de  2 mil millones de personas famélicas, una cifra no nada más dolorosa sino vergonzosa… repito en un mundo tan ufanado de sus triunfos tecnológicos y digitales.

        Al respecto, esta semana en Madrid, se dieron cita más de 160 parlamentarios de 80 países para discutir, interrelacionar y compartir al respecto de cómo en sus respectivos países se llevan acciones tanto para combatir el hambre como para regular la malnutrición.

            Durante la inauguración de los trabajos, el presidente Pedro Sánchez afirmó que cada día mueren más de 7 mil niños en el mundo por no tener nada que comer.    

            “Y así se irán añadiendo un día tras otro hasta sumar más de 2.6 millones de niños y niñas que habrán muerto a causa de deficiencias en su nutrición si no hacemos algo para evitarlo”.
            En América Latina también el número de personas “subalimentadas” aumentó de 34 a 42 millones al menos en el último año; y tampoco parece menguar la tendencia.

            La cita en la capital de España que por vez primera aglutinó a tantas voces legislativas de todo el globo terráqueo forma parte de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que “insta a los países a redoblar los esfuerzos para responder a su Objetivo 2 (ODS2)” con la meta de  “poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible”.

     Precisamente durante breves intervenciones de 5 minutos, se pudo escuchar una diversidad de opiniones y posturas al respecto de cómo atajar la hambruna.

      En Nepal,  por ejemplo, se habló del esfuerzo del gobierno por entregar 7 hectáreas de tierra por persona debido a que más del 66% de la población depende de la agricultura para el autoconsumo.

            En Ruanda, su representante legislativo, señaló que en los últimos años el gobierno estaba entregando una vaca por familia buscando que con ello lograsen tener una forma de sustento.
A COLACIÓN
            Desde luego se habló del otro lado, la cara B, mientras unos seres humanos mueren desnutridos… otros, tienen un sobrepeso excesivo en medio de economías que desperdician todos los días millones de toneladas de alimentos.

            Nada más en la cadena de distribución de los alimentos son desperdiciados el 40% de los suministros, una cifra escalofriante que bien podría servir para alimentar a los 821 millones de personas necesitadas de ello.

            Pero allá a donde unos no lo tienen a otros les sobra, es el injusto desequilibrio y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el año pasado se contabilizaron 38 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso.

            El flagelo que tiene rostro infantil se busca ser atacado con una mejor dieta nutricional e informarle a los consumidores de forma pormenorizada el contenido de lo que está comprando.

            La Cumbre en Madrid que ya concluyó ha tenido como objetivo encaminar los esfuerzos globales a lograr que antes de 2030 no haya gente falleciendo ni sobreviviendo malnutrida y malcomida con el estómago vacío.

Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

REINO UNIDO SIN PIES NI CABEZA

POR LA ESPIRAL                              Claudia Luna Palencia @claudialunapale -Reino Unido: sin pies ni cabeza ...